s

Tag Archives: violencia de género

PAREJAS: MALTRATO Y BUEN TRATO

MALTRATO EN PAREJA

Los malos tratos en pareja son una forma de violencia casi siempre invisible para otros al infligirse en la intimidad del hogar, lo que hace más difícil ponerle freno, a menos que las víctimas del maltrato se defiendan, ya sea denunciando o separándose. Es entonces cuando pueden reencontrarse a sí mismas y tomar conciencia de su derecho a sentir bienestar, se darán cuenta de los recursos que siempre tuvieron y recuperarán el control de su vida.

Aunque hay formas de violencia que pueden  ser muy graves y llegar hasta el intento de asesinato, nos centraremos en los indicadores de maltrato más frecuentes, a menudo tan perversos que no se identifican como tales hasta que pasan años y aumentan en intensidad hasta ser intolerables. El maltrato puede ser:

Físico: empujones, bofetadas, restricción física, agresiones con o sin objetos

Psicológico: control y dominación, desprecios, burlas, vejaciones, insultos, intimidación con gritos o golpes a objetos, coacciones, amenazas

Sexual: violación, coacción sexual, presión para realizar actos sexuales no deseados

Económico: restringir gastos básicos, parasitismo o vivir a expensas del otro teniendo capacidad, impedir uso de los bienes comunes

BUEN TRATO EN PAREJA

Una relación de pareja sana por supuesto no cae en las conductas patológicas arriba indicadas.  Por el contrario, una relación madura y equilibrada es beneficiosa para los dos porque permite el crecimiento, aporta bienestar y seguridad, y el grado de compromiso no pone en riesgo la libertad de elección. Aunque estos indicadores  no garantizan una relación para siempre, sí contribuirán a un vínculo armonioso y un espacio de bienestar. Hay que tener en cuenta la reciprocidad, porque si el esfuerzo lo realiza únicamente un miembro de la pareja, la relación no puede ser satisfactoria.

Valoración: Se reconocen las cualidades del otro y lo que aporta a la relación. No todos los rasgos de personalidad van a gustar para siempre, y a veces se puede intentar adaptarlos a la relación, pero se acepta que el cambio no deber ser impuesto sino voluntario, y se tienen en cuenta los aspectos positivos de esos rasgos.

Comunicación respetuosa: Se expresan y se escuchan los pensamientos, sentimientos y deseos mutuamente, respetando los diferentes puntos de vista.

Empatía: Escucha, comprensión y aceptación de las necesidades propias y de la pareja

Negociación: Cuando hay desacuerdos o necesidades contrapuestas, se dialoga con actitud constructiva hasta llegar a acuerdos que no perjudiquen a ninguno

Libertad responsable:  Se permite el desarrollo personal y la consecución de deseos y proyectos personales sin perjudicar al otro y sin que entren en conflicto con los valores principales o los compromisos de la pareja. Se pactan las reglas y normas sin imposición, y éstas se revisan cuando sea necesario con consenso

Periciales en Derecho de Familia, Custodias y Visitas

En separaciones y divorcios conflictivos, si hay menores, se hace necesario un informe pericial emitido por el equipo psicosocial adscrito al Juzgado de Familia o por un perito psicólogo especializado.

En estos últimos (informes de parte) se evalúa generalmente a un solo progenitor y a los hijos. El psicólogo valora el estado mental de los niños, del padre o madre que asiste con ellos y la relación paterno/materno filial. Los intereses de los menores prevalecen y son los que van a guiar el informe pericial, por lo que se tendrán en cuenta las necesidades básicas del menor, no sólo las consideradas en la pensión de alimentos, sino también las necesidades afectivas, emocionales y sociales.

En los casos de violencia doméstica, está contraindicada la custodia compartida, pero también habrá que valorar el impacto de las visitas en los menores para aumentar la protección de éstos ante posibles agresiones físicas, psicológicas o sexuales. La Ley 26/2015 de 28 de julio de Protección de la Infancia y Adolescencia que entró en vigor el 18 de Agosto de 2015 garantiza una protección en todo el territorio del Estado.

En Psicólogos Eleva Madrid y Las Rozas somos expertos en psicología forense, inscritos en la Lista de Peritación del Colegio de Psicólogos de Madrid y adscritos su Guía de Buenas Prácticas. En una primera entrevista valoraremos el caso en concreto y le ofreceremos asesoramiento sobre la viabilidad de realizar un informe. Le ofreceremos un presupuestoajustado y razonable, dentro de las tarifas aconsejadas por el COP.

Estadísticas de violencia de género y psicopatía

DATOS ESTADÍSTICOS SOBRE MALTRATO ASOCIADO A PSICOPATÍA Y SADISMO
La psicopatía tiene una prevalencia del 1% en la población general. Si se considera la población penitenciaria, esta prevalencia alcanza el 30% (Patrick 2000). Vicente Garrido ha estimado que entre el 20% y el 40% de los agresores físicos de mujeres son psicópatas, aunque este porcentaje puede aumentar si se tiene en cuenta la violencia psicológica.
Berger y otros (1999) encontraron en una investigación que el 27,2% de los agresores sexuales cumplían criterios diagnósticos del trastorno sádico de la personalidad, aunque hay que tomar el dato con cautela al ser el tamaño muestral reducido. Stone encontró en una muestra de asesinos en serie una prevalencia aproximada del 90% considerando tanto el trastorno sádico de la personalidad como la psicopatía.
En 2014 se contabilizaron en nuestro país 126.742 denuncias por violencia de género (siendo la víctima mujer); de las denuncias por violencia doméstica (violencia física o psicológica ejercida por hombre o mujer sobre descendientes, ascendientes, cónyuges, etc.), el 63% de las víctimas fueron mujeres y el 37% hombres. Las cifras de víctimas con lesiones físicas e intervenciones quirúrgicas es desconocida porque no se contabilizan. El total de hombres muertos a manos de mujeres en 2011 (no encontramos datos de otros años), fueron 7, lo que supone un 11%. El número de mujeres asesinadas por violencia de género desde 2010 hasta 2014 (Instituto de la Mujer) no ha disminuido significativamente, siendo la media 59 (2008 fue el año con más víctimas mortales: se contabilizaron 72). Según datos del CGPJ, la mayoría de los asesinatos se produjeron durante la convivencia o relación afectiva: el 72%, lo que parece indicar que la permanencia en una relación violenta es más peligrosa que la ruptura. Lamentablemente, los regímenes de visitas de los hijos permiten a progenitores violentos utilizar ese vínculo para seguir dominando y violentando. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad que contabiliza las muertes de menores por violencia doméstica desde 2013 tiene constancia de 11 (Diario La Razón 8/8/15). Según el diario El País, en lo que va de año, 23 niños han quedado huérfanos de madre por violencia de género y hay miles de niños que son testigos de malos tratos. La modificación de la Ley de Protección de la Infancia y adolescencia aprobada en agosto de 2015 pretende aumentar la protección de los menores. En el artículo 11 se considera como principio rector la protección de los menores contra cualquier forma de violencia, incluida la producida en su entorno familiar, de género… Parece que se tendrá más en cuenta una condena de malos tratos y la violencia psíquica, física y sexual en la decisión de custodia o régimen de visitas. Un progenitor maltratador/a con rasgos de personalidad psicopáticos constituye una amenaza para la integridad física y moral de los menores, especialmente tras la ruptura de la pareja, quien en muchos casos ejerce en cierto modo como figura de protección. Algunos ejemplos trágicos de menores asesinados por progenitores son el de Ruth y José a manos de su padre, José Bretón; el de la hija de Angeles Gonzalez, asesinada por su padre, condenado por malos tratos durante una visita sin vigilancia; y el más reciente de las niñas de 4 y 9 años asesinadas de forma premeditada por su padre David Oubel. Estos progenitores no presentaban trastornos psicóticos o depresivos y sí parecían tener rasgos psicopáticos o sádicos asociados a maltrato